viernes, 27 de marzo de 2015

haremos lo que pensemos, por lo tanto, pensemos lo que haremos

En un interesante programa emitido por TV2 relacionado con el sueño lúcido, http://www.rtve.es/alacarta/videos/la-noche-tematica/noche-tematica-suenos-lucidos/3056659/ , se comentaban los avances científicos que se han producido en los últimos años en el uso de esta actividad mental para aprovechar el potencial de la mente en beneficio propio.
           Para nosotros, no es nuevo, porque ya lo utilizamos en la preparación de los JJOO de Barcelona-92 con la judoka M. Blasco y, posteriormente con Y. Soler; sin embargo, es ahora cuando se reconoce el valor científico de dicha intervención.  En el programa se plantea la posibildiad de preparar la mente para vivir un estado de vigilia, durante el que se practica lo que se va a necesitar al dia siguiente, generando un estado motivacional con gran disposición para la acción.
          El pensamiento funciona de manera lenta y rápida, que es la exigencia fundamental que se le pide en situaciones de competición, porque en la mayoría de las ocasiones no hay tiempo para pensar con detenimiento. Por eso, 24, 12, 6 o 3 horas  antes, si hay tiempo para pensar lo que habrá que  hacer cuando se presente la situación sin tiempo para pensar y tener que decidir rápidamente. Esta es una de las capacidades entrenables de la actividad mental, a través de la imaginería y  del sueño lúcido,  que se explica en el programa televisivo señalado.