jueves, 27 de septiembre de 2018

juega por tu propia felicidad, por ti mismo, por tu propia alegría

-->
          Interesantes declaraciones realizadas por el golfista Tiger Woods, publicadas en la revista Ten Golf, después de ganar  el TOUR Championship en Atlanta, cuyo enlace http://ten-golf.com/es/ryder-cup/ryder-cup-2018/tiger-su-obsesion-por-el-masters-de-2006-y-la-frase-de-su-padre/,  ha sido remitido  por Luken, hijo de una gran amiga interesada en estas cuestiones.  
        A raíz de la pregunta de un periodista interesada por saber si alguna vez, en su vida o en su juego, se había visto perjudicado por el exceso de ansiedad y de ganas de ganar, respondió:  “Sinceramente, sí, sólo una vez. Fue en el Masters de 2006, lo intenté con unas ganas enormes y fue por razones equivocadas. Mi padre se estaba muriendo y sabía que ese podía ser el último evento en que tuviera la oportunidad de verme jugar. Traté de ganarlo para él”, desveló Woods.
          Y continuó: “Me obsesioné tanto en los últimos nueve hoyos, que fallé un montón de Putts y terminé perdiendo el torneo. Después, tuve una charla con él, y básicamente me echó la bronca”: “Pensé que te había enseñado a jugar a este juego por tu propia felicidad, por ti mismo, por tu propia alegría. Eso es lo que te he enseñado toda tu vida’. Y tenía razón”, detalló Tiger. “Es la única vez que me salí de mi camino y me obsesioné por ganar como fuera, sólo por las circunstancias por las que estaba atravesando en ese momento”, explicó el californiano. Extraordinario ejemplo del que surgen sentimientos de disfrute, de autodeterminación y  de satisfacción vital, necesarios en el camino de la excelencia.

jueves, 20 de septiembre de 2018

un modelo de excelencia


           A veces, cuando hablo con los deportistas acerca del entrenamiento, de las mejoras o después de una competición, sobre todo cuando el resultado no ha sido el deseado, les invito a que lean esta entrada que muestra algunas de las características de los modelos de excelencia frente a los modelos de rendimiento.  En la alta competición, el resultado es muy importante pero, en mi opinión, no es lo más importante.
       En este sentido, algunas de las características que definen un modelo de excelencia son: a) buscan el máximo desarrollo potencial de los deportistas por encima del rendimiento, a través de la mejora continua; b) son garantistas y no probabilísticos; c) se centran en aquellos aspectos que están bajo el control del deportista, desarrollando la autorregulación y la autodeterminación; d) consideran el error como parte necesaria para seguir mejorando. e) utilizan para la evaluación un sistema ipsativo  “I” frente al normativo; f) la satisfacción se obtiene a través de la propia actuación, del compromiso y la implicación en el esfuerzo, de la atmósfera formativa en el entrenamiento y de la mejora, independientemente de que el objetivo final de rendimiento, ganar, se cumpla o no.  Entonces, la cuestión es: ¿en qué modelo se quiere mover el deportista y/o el entrenador? 




miércoles, 19 de septiembre de 2018

no creo en los límites

-->
        Interesante pensamiento del corredor  keniano E. Kipchoge de 33 años, publicado por el diario El Mundo (18/9/18), después de batir el record del mundo en 8 segundos (2:01:39) y dejar asombrados al mundo del atletismo durante la disputa del Maratón de Berlín señalando,además, que cree que es posible bajar de las dos horas.
        También señalaba “el dolor es constante cuando corres un maratón, pero tienes que tratar de no pensar en ello y concentrarte únicamente en la carrera. Cuando entreno, intento escuchar a mi cuerpo y desafiarlo para sobrepasar barreras en el momento oportuno”.
        Este deportista, evidentemente, busca  siempre la mejora para alcanzar su máximo potencial,  utiliza criterios evaluativos ipsativos, centra su atención en las cosas que están bajo su control, desarrollando la autorregulación y la autodeterminación y su sentimiento de satisfacción va más allá del hecho de ganar la carrera. Son algunos aspectos que guían su proceso de entrenamiento y que se encuentran relacionados con  los modelos de excelencia.

jueves, 6 de septiembre de 2018

cuando compites, lo bonito es que nada está escrito

-->
          Interesante reflexión realizada por el extraordinario corredor de ultra trail, el catalán Kilian Jornet, y publicada por el Diario vasco (4/09/18), después de retirarse en la madrugada del sábado de la Ultra Trail Mont Blanc (UTMB) debido a la picadura de una abeja, cuando se dirigía al refugio  Bonatti.
        Marchaba en las primeras posiciones pero, como consecuencia de la picadura,  sufrió una reacción alérgica que le hizo abandonar. Y señalaba:  “Esta carrera no ha terminado como esperaba, me sentía fuerte y había entrenado bien, pero soy alérgico a este insecto y al final preferí parar antes de tener problemas más graves”.
          Al final las carreras son así y lo más bonito del deporte es que nada está escrito. Tienes que salir y luchar pero son los pequeños detalles lo que marcan la diferencia.  Un ejemplo más de la importancia que tiene el centrarse en las cosas que están bajo el control del deportista y en el manejo de la incertidumbre, deseando que los pequeños detalles sean favorables porque, cuando  esto no ocurre, casi nunca se alcanza el resultado esperado.